El combo fiscal es para que usted pague una deuda que no generó

Fecha de publicación: 29 agosto, 2018

Prácticamente son 30 mil millones de dólares el monto actual de la exorbitante (e impagable, decimos nosotros), deuda pública que, en esencia, le heredaron al país los sucesivos gobiernos del bipartidismo tradicional, Liberación y Unidad, conocido por el pueblo como PLUSC. Especialmente, el PLN.

anep-en-diario-extra.jpg

Esos 30 mil millones de dólares (en cifras, así: $30.000.000.000,00), a un tipo de cambio de 575 colones, equivalen a la gigantesca e incomprensible cantidad de 17 billones 250 mil millones de colones; en cifras así: ¢17.250.000.000.000,00.

Prácticamente, si ya somos 5 millones de costarricenses, cada tico está debiendo, por cabeza, casi 4 millones de colones.

Es más, al momento de que usted lea este comentario puede estar naciendo un chiquito en la Maternidad Carit y ya viene con una deuda de casi 4 millones de colones.

Es este problema el corazón y la esencia fundamental del grave problema fiscal del país y usted, que no fue responsable de generarlo, va a ser castigado en su ingreso mediante el paquetazo de impuestos, Expediente Legislativo No. 20.580, que se tramita en estos momentos, en la Asamblea Legislativa; con el impulso errático, torpe e improvisado por parte del gobierno Piza-Alvarado y con el apoyo abierto de los partidos políticos responsables fundamentales de este desastre fiscal.

Al bipartidismo generador de ese gigantesco endeudamiento público se ha unido ahora el Partido Acción Ciudadana (PAC), pues durante su primer gobierno agravó el problema con el denominado “hueco fiscal” de unos 900 mil millones de colones (¢900.000.000.000,00).

Esa gigantesca deuda y su pago de intereses son la “bomba de tiempo” a punto de estallar, nos dicen, como un mecanismo perverso de entronización del miedo en la sociedad para que nadie resista la aprobación del combo fiscal.

Para que tenga usted una idea, la deuda pública que usted no generó, pero que pretenden que usted pague, hará crecer el presupuesto “general” de la República para el 2019 hasta en un 17 % en relación con el del 2018.

Por ejemplo, para el año próximo no habrá un centavo adicional en las oficinas de los ministerios ni siquiera para adquirir un rollo de papel higiénico, porque el pago de la deuda y de sus intereses se llevará 1 billón 800 mil millones de colones, que es el monto en que aumentará ese presupuesto “general” de la República para el 2019.

Aunque usted no es responsable de haber generado tan gravísimo problema de endeudamiento público, porque usted nunca ha sido gobierno, pagará por ello… ¡si lo permitimos!

Fundamentalmente, su ingreso salarial-familiar sufrirá una pérdida considerable, ya no solamente porque en la práctica los salarios están congelados y con tendencia fuerte a su merma sensible de pérdida del poder adquisitivo; sino porque el paquetazo de impuestos encarecerá aún más la compra de bienes y servicios de los cuales usted no puede prescindir y/o tendrá que abstenerse de adquirir, porque la comedera será lo primerísimo; y aun así, esta será más cara con la imposición del impuesto al valor agregado (IVA).

En el caso del sector público, los sectores de ingresos salariales medios y bajos perderán derechos (algunos hasta de rango constitucional), a pesar de que se ha demostrado que el principal problema del gasto público es esa deuda astronómica y su no menos astronómico pago de intereses.

¿Existen alternativas para enfrentar ese problema de endeudamiento público que usted no generó, distintas al combo fiscal? ¡Sí! Debemos decirlo de manera contundente.

La fundamental es la apertura de una gran mesa nacional de diálogo político-social y multisectorial para que, en un clima de paz, podamos aportar en la búsqueda de soluciones integrales y compartidas a ese grave problema fiscal que es el endeudamiento público.

Una experiencia de este tipo de diálogo y a propósito del problema fiscal ya se tuvo, cuando en el mandato constitucional legislativo período 2002-2006, se instaló lo que se denominó Comisión Mixta para el Pacto Fiscal. ¡Arrojó resultados! Se demostró que sí es posible encontrar soluciones como sociedad pese a que el problema no lo generó la mayoría de sus integrantes.

Por el lado de los sindicatos, estos han generado una propuesta a fin de atender el problema con justicia y equidad.

Sin embargo, el presente Gobierno Piza-Alvarado la ha tratado don desdén y hasta con desprecio.

Hoy, lamentablemente, es el autoritarismo y la imposición lo que prima en el abordaje del problema fiscal. Además, se impulsa una visión ideológico-totalitaria del problema por parte del gobierno Piza-Alvarado, partiendo de la injusta premisa de que paguen los que nunca generaron el problema: usted y su familia; usted, persona asalariada del sector público o privado; usted, persona trabajadora desempleada o con salario mínimo o por debajo de él; usted persona altamente endeudada, como asalariada o como micro-pequeña empresaria; usted, como persona joven que no encuentra empleo; usted que paga puntualmente sus impuestos porque se los rebajan de la planilla salarial, o cuando va al súper; en fin, los amplios segmentos de la sociedad que nosotros denominamos como “los de abajo”.

“Los de arriba”, responsables de este gravísimo problema, seguirán en su fiesta desenfrenada: sin mayor carga de renta, eludiendo-evadiendo impuestos; disfrutando de exenciones-exoneraciones; con salarios y pensiones de lujo…

¿Es todo esto justo? ¡Nosotros pensamos que no! Por eso le llamamos a que usted se defienda.

Última modificación: 29 de agosto de 2018 a las 07:38

Hay 0 comentarios

captcha