Hoy es el día de la Democracia

Hoy miércoles 7 de noviembre de 2018, a partir de las 5 de la tarde y en la Plaza de la Democracia, cientos de costarricenses nos juntaremos para conmemorar esta fecha en correspondencia a su significado histórico.

anep-en-diario-extra_big.jpg

Hoy miércoles 7 de noviembre de 2018, a partir de las 5 de la tarde y en la Plaza de la Democracia, cientos de costarricenses nos juntaremos para conmemorar esta fecha en correspondencia a su significado histórico.

Nos juntaremos para relanzar, en las vísperas del Bicentenario de la Independencia, una nueva cruzada cívica por la resignificación del contenido real de una Democracia verdadera; ante los peligros que la amenazan como el del autoritarismo, el de las estafas electorales cuatrienales, el del formalismo de votar pero no elegir, el de la suplantación del esquema de partidos por totalitarismos mediáticos, el de la violación del principio constitucional de la división de poderes, el de la corrupción rapaz con los fondos públicos, entre otros.

Del sitio web www.coopeande1.com copiamos lo siguiente sobre las razones para que festejemos el 7 de noviembre como DÍA DE LA DEMOCRACIA. Pongamos cuidado:

“Desde 1942, por decreto número 18 se instaura el día de la Democracia Costarricense; se establece que deberá celebrarse cada 7 de noviembre con el propósito de honrar a los costarricenses que salieron con armas a defender el proceso electoral de 1889.”

Además leemos: “Esta fecha es recordada por ser la primera vez en la historia de Costa Rica, que el pueblo se lanzó a las calles para hacer valer su voluntad electoral.

En el año 1889 se enfrentaron electoralmente en Costa Rica, dos partidos políticos. Por un lado, estaba el Liberal Progresista que impulsaba la candidatura de Ascensión Esquivel, quien formaba parte del gobierno. Por el otro, se hallaba el Partido Constitucional Democrático, cuyo candidato era José Joaquín Rodríguez. Bernardo Soto, quien era presidente de la República, tomó la decisión de separarse del poder para imponer al candidato Esquivel. Este último era el segundo designado a la presidencia de la República, algo así como un vicepresidente actual.

Los resultados de las elecciones primarias, favorecían al candidato opositor al gobierno José Joaquín Rodríguez. Cuando el pueblo se enteró de que su voluntad sería irrespetada, rechazó la imposición de un presidente y el 7 de noviembre de 1889, siete mil costarricenses, organizados y armados con palos y machetes, salieron a las calles dispuestos a hacer valer su voluntad y exigir el respeto a los resultados electorales.

Aunque después de esa fecha se dieron nuevos fraudes electorales e incluso, dictaduras, aquel 7 de noviembre de 1889 se considera el Día de la Democracia Costarricense, porque, por primera vez, el pueblo se levantó en armas para exigir que se respetara el criterio emitido en las urnas.” (tomado de http://www.coopeande1.com/noticias/7-de-noviembre-dia-de-la-democracia-costarricense.html)

Hoy 7 de noviembre de 2018, a 129 años del levantamiento de la Costa Rica rebelde de entonces; se ocupa de un nuevo episodio de rebeldía cívica ante tanto pisoteo de la conciencia democrática de la gente; como el que está ocurriendo en los actuales momentos de la Huelga Patriótica contra el combo fiscal, ya en su día número 59.

La camarilla gobernante, aislada del clamor cívico de un millón de conciencia reunidas en una sola ocasión, por ejemplo y lo largo de este gran movimiento popular; continúa viajando hacia el autoritarismo provocador de la presente confrontación social.

Están despojando a la Democracia de su esencia fundamentalísima: “La Democracia es el gobierno del Pueblo, por el Pueblo y para el Pueblo” (Abraham Lincoln).

Al igual que los y las compatriotas de 1889, debemos enarbolar de nuevos machetes y palos para enfrentar a quienes sienten actualmente que la Democracia estorba. Solamente que nuestros machetes en la actualidad vienen a ser las redes sociales (utilizadas responsablemente y con credibilidad), mismas que sirven para romper el cerco mediático del capital a la lucha popular, la cual tergiversan de múltiples y perversas formas. Y los palos vienen a ser todas las organizaciones de base de carácter cívico que podamos construir en el nivel local, generando su articulación regional y nacional. Es una apuesta por una construcción de Democracia real desde abajo para la alta incidencia político-social en pro del bien común y la inclusión.

¿Estaremos reaccionando demasiado tarde? Al menos, quienes estaremos hoy miércoles 7 de noviembre en la Plaza de la Democracia, a las 5 de la tarde, pensamos que no.

Miles estarán pensando y actuando en la misma línea, a lo largo de este día y por todo el país.

Última modificación: 7 de noviembre de 2018 a las 08:34

Hay 0 comentarios

captcha